En las últimas décadas hemos sido testigos de una increíble revolución tecnológica, la cual podemos ver reflejada en el anuncio de Sony Xperia Z. Cuando creíamos que con la aparición del discman ya habíamos alcanzado el punto más alto de la modernidad, resulta que inventan los reproductores mp3, luego los mp4, mp5… y ahora los smartphones (teléfonos inteligentes). Estos móviles se han convertido en nuestros mejores amigos. Con ellos escuchamos música, jugamos, viajamos… Podríamos decir que son más que amigos, ya que nos acostamos y nos levantamos con ellos. Echa un vistazo a este spot de LG y verás que ya no podemos entender nuestro día a día sin su compañía.

Estos dispositivos ya forman parte de la familia. Nos acompañan en bautizos, comuniones, nupcias… Seguro que no has llevado tu cámara de fotos a la última boda que has asistido. Te recomendamos que veas la parodia que hace Lumia 920 sobre el momento en el que todos los invitados sacan sus teléfonos para inmortalizar el “sí quiero”.

Hacer instantáneas con estos móviles es cómodo, rápido… y hasta pueden salirte fotos artísticas con aplicaciones como Instagram. Cada vez más, los smartphones consiguen una calidad similar a la que ofrecen las cámaras fotográficas. Es más, hoy en día ya no sabemos si tenemos un móvil con cámara o una cámara con móvil, depende de cómo se mire. Mira el nuevo modelo de Samsung y dinos qué te parece a ti. Por cierto, viendo este último spot nos damos cuenta del parecido que tiene con los anuncios de los coches de alta gama.

Anuncio iPhoneComo hemos comentado al principio de este post, nuestro móvil ha sustituido a nuestros viejos amigos mp3, discman y walkman. Los teléfonos inteligentes no sólo nos permiten almacenar canciones en su memoria interna y reproducirla donde queramos a muy buena calidad, sino que gracias a Internet podemos acceder a programas como iTunes o Spotify, que nos ofrecen millones de temas con sólo tocar su pantalla. Este vídeo de iPhone muestra muy bien en qué situaciones escuchamos música con nuestro smarthphone.

Además el acceso a Internet desde nuestro móvil nos permite descargarnos multitud de aplicaciones: juegos, alarmas, agendas, chats, redes sociales, etc. La verdad es que daría gusto ver las caras de Alexander Graham Bell y Antonio Meucci viendo cómo ha evolucionado el teléfono en los últimos años. Quién les iba a decir a ellos que el aparato iba a tener este gran abanico de funciones.

Dejar una respuesta